Preguntas habituales a dentistas


Para muchas personas, lo normal es pasar mucho tiempo sin acudir al dentista. Hasta el punto de que, en lugar de guardarse el contacto, tienen que buscarlo en Google cada vez que quieren acudir allí de nuevo. Te sorprendería cuánta gente encuentra a su dentista de siempre escribiendo en la barra de búsqueda “Clínica dental Santa Coloma” o la ciudad en la que resida. Pero, insistimos, es algo muy común.
Además, siempre hay una serie de dudas que la mayoría de los pacientes comparten. Por ello, hoy os traemos una serie de preguntas habituales respondidas por profesionales de la odontología.

¿De dónde sale el miedo al dentista?

Por aquello que desconocemos. Los pacientes siguen creyendo que el dentista les va a producir dolor, aunque gracias a todas las técnicas anestésicas con las que cuentan hoy en día, ya no es así. El dolor quedó atrás.

¿Cómo se supera este miedo?

Acudiendo a la propia consulta. Parecerá una locura, pero, al comprobar que el dentista ya no causa dolor, es posible acabar con este miedo. Además, hay que tener en cuenta que estamos ante profesionales preparados, que hacen su trabajo de la mejor manera posible y que su objetivo es conseguir los mejores resultados para satisfacción del paciente y de sí mismos, como profesionales.

¿Hay alguna clave para conseguir la sonrisa perfecta?

Hoy en día, y gracias a los avances tecnológicos en el campo de la odontología, como puede ser la cirugía oral, la ortodoncia, los blanqueamientos, los implantes o las prótesis dentales, podemos tener la sonrisa que queramos.

¿A qué edad debo empezar a llevar a mi hijo al dentista?

A partir de los 2 años, los niños ya deberían empezar a ir al dentista, para que aprendan a hacerse el autocepillado, que se hagan una revisión y que comiencen los tratamientos de flúor.

¿Hay un límite de edad en el uso de la ortodoncia?

La ortodoncia se puede emplear a partir del momento que lo deseemos; estos tratamientos no tienen edad. Además, las actuales “ortodoncias invisibles” ayudan a evitar un efecto antiestético que podrían tener otras más clásicas.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes?

La caries dental, la gingivitis y problemas de oclusión. Las dos primeras tienen solución con una buena higiene oral desde pequeños y revisiones periódicas, y la tercera podría requerir de una ortodoncia.

Y tú, ¿tienes alguna duda que te gustaría resolver?

Qué son las tinciones dentales


Es probable que, después de pasar un tiempo sin fijarte en el estado de las partes menos visibles de tus dientes y tus muelas, descubras tinciones en ellos. Se identifican por ser unas manchas oscuras que no desaparecen aunque las cepilles largamente y con energía.
Sin embargo, no debes preocuparte en exceso antes de tiempo. Lo que tienes que hacer es acudir a una clínica dental y dejar que un profesional estudie la situación.
Si, por algún motivo, no conoces ninguna clínica cerca de tu casa, introduce en el buscador de Internet “Clínica dental Barcelona”, o la ciudad en la que te encuentres, y busca opiniones sobre los centros que aparezcan.

Tinciones dentales: ¿Qué son?

En la clínica dental, te informarán que se trata de alteraciones de la coloración original y natural del diente, y que están causadas por motivos varios, como hábitos alimenticios (por ejemplo, comer mucha verdura) o por costumbres poco saludables que afectan químicamente al diente.
Dado que el color de los dientes es algo al que, cada vez, la gente le presta mayor atención, han empezado a dispararse las demandas de blanqueamientos dentales con fines estéticos.
Para poder ofrecer la solución adecuada, el dentista debe conocer el origen de la coloración, por lo que será importante que le expliques tus hábitos diarios: qué sueles comer, si fumas, si bebes, si mascas chicle de manera habitual… Cualquier detalle que pudiera ser de interés en este asunto.

¿Cómo acabar con las tinciones?

El propio odontólogo de la clínica dental debe ser quien decida el tratamiento a seguir. Para casos en los que las tinciones sean leves, se puede llevar a cabo una limpieza dental o un blanqueamiento externo que mejorará la situación de manera más que notable.
En cuadros más agresivos, es posible que haya que optar por tratamientos protésicos tales como coronas o carillas. Incluso, puede resultar útil combinar el blanqueamiento con uno de estos tratamientos.

Al final, lo más importante a la hora de cuidar tu dentadura siempre es mantener una buena higiene lavando tus dientes unas tres veces al día (y no perdonando jamás el cepillado matutino y, sobre todo, el nocturno) y acudiendo a la clínica dental siempre que notes molestias o cambios sin explicación en ella.

Mejora tu salud bucodental en 6 pasos

Una buena formación bucodental básica es vital si quieres gozar de unos dientes y, en general, una boca saludable, durante el máximo tiempo posible. No cepillar tus dientes inmediatamente después de la comida o masticar queso son algunos consejos que, posiblemente, te sorprenderán, pero te resultarán muy útiles.


Lava tus dientes media hora después de comer.

Nada de correr a cepillar tus dientes en cuanto has terminado de comer. Cuando ingerimos alimentos o bebida, el pH de nuestra boca cambia, y tenemos que esperar a que vuelva a la normalidad antes de lavarlos. El motivo de esto es porque, al cambiar el pH, el ácido campa a sus anchas y el cepillado no hará más que frotarlo contra ellos. Algo que no te interesa, dado que es el culpable de la mayoría de los males de nuestra dentadura.

Enjuágate los dientes después de comer.

Para contribuir a que el pH de la boca vuelva a la normalidad, puedes enjuagarte con agua.  Otra opción es utilizar un enjuague que prevenga que la placa se acidifique.

Realiza un primer cepillado sin pasta

Me resulta imposible ofrecer formación bucodental sin comentar este consejo. Algo que mucha gente no sabe es que es muy recomendable llevar a cabo un primer cepillado a fondo sin utilizar pasta y una vez estemos bien seguros de haber limpiado todos los rincones, volver a cepillar con un poco de pasta.

Cepillado de arriba abajo

La manera correcta de realizar el cepillado es de arriba abajo, y no de lado a lado. En vertical, no en horizontal. Piensa en ello como en una manera de “barrer” tus dientes, en lugar de “fregarlos”. Así, no correrás el riesgo de llevar suciedad a la encía, lo cual podría generar gingivitis o fomentar la acumulación de sarro.


Come queso

Puede parecer un consejo muy extraño, y lo cierto es que se trata de un conocimiento poco extendido fuera de la comunidad de expertos. El queso contribuye a reducir el pH de la placa bacteriana y, además, ayuda a que los dientes se remineralicen, por lo que puedes comer un pequeño trozo para terminar de comer por el mediodía o noche. Algo parecido ocurre cuando mascamos chicle, ya que contribuimos a la creación de saliva, que es el mejor mecanismo natural para reducir los niveles de ácido en los dientes.


Limpieza siempre antes de ir a dormir

Cualquier persona experta en formación bucodental te dirá que te laves los dientes antes de ir a dormir, y estará en lo cierto. Por la noche, salivamos menos, y los ácidos de la boca quedan a su libre albedrío durante todo nuestro descanso. Por eso, y para evitar problemas como la aparición de caries, debes realizar un buen cepillado antes de acostarte.




Cómo mantener la mirada joven





A todos nos gusta mostrar un rostro sano y saludable y que nos vean guapas y guapos. Es importante mantener un rostro saludable en todos los sentidos y sin dejar nada al azar. Los labios y los ojos son las partes más sensibles y las primeras que se ven afectadas por el paso del tiempo y, por lo tanto, por el envejecimiento, y éstos se ven más afectados por falta de cuidados.


Muchos recurren a la cirugía como una blefaroplastia para recuperar el párpado caído y una mirada más joven. Pero para que nuestra mirada se vea descansada, descongestionada y cada día más joven, os proponemos los siguientes consejos intentar controlar la vista cansada:


Las malditas ojeras y bolsas


Las bolsas aparecen normalmente a causa de la genética y un problema circulatorio linfático. Pero seguramente lo que más afecta es nuestro estilo de vida. El estrés constante al que estamos sometidos diariamente o el exceso de sal en nuestra dieta favorecen a la mala circulación y por lo tanto a la aparición de las bolsas.


Las ojeras azuladas o moradas también son debidas a una mala circulación. Es imposible prevenir la aparición tanto de bolsas como de ojeras, pero si que podemos minimizar y prevenirlas durmiendo entre 7 y 8 horas cada noche, un aspecto fundamental, y durmiendo con una almohada extra para mejorar la circulación.

Obviamente es importante dejar el alcohol, enemigo número uno ya que implica una alta deshidratación y acentúa su aspecto.





La hidratación lo es todo

La piel que rodea nuestros ojos es una de las más finas y sensibles de nuestro cuerpo por ello es fundamental mantenerla siempre bien hidratada. Es muy recomendable utilizar hidratantes específicos para el contorno de los ojos. Aquellos que trabajan diariamente muchas horas delante de una pantalla de ordenador, deberían utilizar un colirio de vez en cuando.


El frío es tu aliado

Desde siempre el hielo se ha utilizado para bajar el hinchazón de cualquier lesión. Pues bien, un truco para acabar con el hinchazón en nuestro rostro es utilizar una mascarilla fría durante unos minutos al día. Es una gran ayuda para descongestionar la zona y rebajar el aspecto de las bolsas activando la buena circulación.

Siempre tenemos el maquillaje


A la hora de tapar las ojeras no hay nada mejor que el maquillaje. Utilizar un corrector acorde con el tono de piel adecuado y la cobertura necesaria. Extender el maquillaje hacia las mejillas para no crear el efecto contrario y tener unas ojeras más claras que el resto de la cara.

Nunca es tarde para la ortodoncia


Cuando pensamos en ortodoncia o en los conocidos brackets, nos viene a la cabeza los típicos niños o adolescentes con su sonrisa metalizada y de colores, pero la verdad es que este procedimiento no es sólo para niños, también lo son para adultos,

De hechos son muchas las clínicas, como la conocida ortodoncia Damon que nos comentan que la ortodoncia en adultos se está popularizando cada vez más. Esto es debido a que actualmente existen varias opciones innovadoras que permiten que llevar brackets no sea tan aparatoso como las ortodoncias transparentes o casi invisibles que permiten enderezar la posición de los dientes sin tener la boca con puntos metálicos.



¿Cuándo debemos optar por el tratamiento de ortodoncia?


Son varios los motivos por los que los adultos deciden ponerse tratamientos de ortodoncia, ya sea para ellos mismos o para sus hijos:

  • Cuando los dientes están torcidos o mal alineados, esto conlleva problemas de mordida y masticación, así como provocar un desgaste excesivo de los dientes, problemas de mandíbula y dientes astillados, a parte del factor estético.
  • Cuando tenemos la boca pequeña, los dientes tienden a amontonarse, mientras que en el caso contrario, se pueden generar espacios demasiado grandes entre las piezas dentales.
  • Obviamente, el factor estético cuenta, y muchas personas acuden a este tipo de tratamientos para tener un mejor sonrisa con unos dientes más derechos y bien puestos.


Varias opciones


Si finalmente se decide por un tratamiento de ortodoncia, se le comentarán todas las opciones disponibles para enderezar la posición de los dientes de forma permanente. Hay varios métodos dependiendo del estilo de vida del paciente, existen desde procedimientos más tradicionales que se pegan al diente hasta dispositivos removibles.

Éstos últimos también son llamados ortodoncias invisibles, con la magnífica ventaja de que se pueden quitar en fases del día, por ejemplo durante una reunión importante o en alguna ocasión especial. Si se decide por este tratamiento, el especialista crea un molde transparente de los dientes que funciona al introducirse en la boca. Este molde es removible, se puede quitar en cualquier momento, ideal para aquellas personas que trabajan de cara el público y les da vergüenza enseñar una sonrisa metálica.

Si se quiere optar por una opción más económica, otra gran opción para los adultos es la ortodoncia tradicional pero transparente. Se trata de brackets tradicionales pegados en los dientes, pero estos brackets y las diversas piezas son totalmente transparentes. Es cuestión de hablar con el especialista, mirar presupuestos y decidirse por el mejor.

Cómo enseñar a los niños a tener una correcta higiene dental

¿Eres papá o mamá? Seguro que te has encontrado o estás a punto de encontrarte ante una de las problemáticas en el crecimiento y desarrollo de tu hijo: su higiene dental. Enseñar a los niños a cepillarse los dientes es una parte importante de su educación en higiene, sino también la mejor manera para garantizar su salud. De los dientes depende en gran parte de nuestra salud en general.
Mantener la boca de tus hijos sana significa prevenirles de posibles infecciones o posibles ataques de gérmenes y bacterias. Todos ellos pueden degenerar en un dolor de garganta, laringitis o dolorosas caries. Con el tiempo su boca puede tener otras necesidades, como una protesis dental puntual si se dan un golpe jugando y pierden un diente, pero todo eso no se puede prevenir y hay que afrontarlo en el momento en el que ocurra. Lo que sí debes tener presente desde el principio es enseñar a tu niño/a a cuidar de su higiene porque eso evitará muchos problemas y le hará estar sano/a.

La importancia de una buena salud dental

La salud bucal no sólo se refleja en el estado de los dientes. También repercute en la salud de todo el cuerpo.  Cualquier actividad que se realiza por los dientes, la lengua y la mandíbula, tiene repercusiones en el resto del cuerpo.
Si tienen problemas con sus dientes, incluso la espalda se verá repercutida. Masticar con una mandíbula que no es sana conlleva a hacerlo con más peso corporal de lo normal, por lo que requiere un mayor esfuerzo por parte de las cervicales y los hombros.
Cuanto antes enseñes a tus hijos a llevar una higiene oral adecuada, más rápido aprenderán a cuidar de su salud.

¿Cuándo deben comenzar con el cepillo de dientes?

Con los niños se puede comenzar tan pronto como a la edad de 2 años y se puede hacer como un juego. Así se familiarizan con el cepillo de dientes y de paso los dientes de leche, que en el futuro suelen crear problemas en los dientes adultos, quedan protegidos.
Basta sólo elegir un cepillo de dientes muy colorido, adecuado para su edad y cepillarse los dientes junto a ellos para que nos imiten.

¿Cómo enseñarles a cepillarse los dientes?

Cepillarse los dientes puede ser una tarea aburrida incluso para los adultos. Por lo que conviene que te invites un juego o misión por el que deben limpiarse los dientes con recurrencia.
Aunque necesitarás tiempo antes de que un niño puede hacerlo correcto y justo, ten paciencia y consigue que sea para ellos un rato agradable y natural.
¿Cuál es la técnica apropiada para el cepillado de los dientes?
  • Pasar el cepillo de arriba hacia abajo y viceversa.
  • Comenzar por la parte superior y bajar a los dientes inferiores.
  • Mover el cepillo en un movimiento circular, haciendo pequeños círculos hacia la derecha a través de los dientes.
  • Cambiar el cepillo de dientes en el arco dental, tanto arriba como abajo, girando a la derecha alrededor de todos los dientes.
  • Enjuagar bien con agua fría, y pasarlo entre los dientes.
  • Enseñar a los niños a cepillarse la lengua con suavidad.
  • Con el tiempo vamos a enseñarles también a la seda por la noche.
  • Sobre todo al principio y con los niños pequeños, el uso de pasta de dientes para niños, haz que sea junto a flúor ya que es más eficaz en estas edades.

¿Te han parecido útiles estos consejos?

Por qué deberías formarte en prótesis dentales: salidas profesionales

Ya vais viendo que este site lo abro con la voluntad de informar y aconsejar sobre cuestiones vinculadas al mundo de la odontología.  Y eso incluye la formación en materia. El presente es algo incierto en lo laboral y justamente por eso la formación adquiere especial valor. Y ámbitos como los de la higiene y prótesis dentales son particularmente interesantes por las buenas perspectivas laborales que ofrecen.

Una sólida formación práctica como la que se imparte en centros como Escola Pejoan es clave también para el alto grado de inserción laboral, que en Pejoan por ejemplo supera el 80%, y que hace que los alumnos que salen de las aulas de este tipo de centro estén preparados para insertarse directamente en las dinámicas laborales de su sector.